EQUILIBRA TU PESO

¿Cómo equilibrar tu peso aplicando los 4 pilares de la alcalinidad?

La alcalinidad es clave en el equilibrio del peso corporal. Para lograr el peso adecuado, todo lo que asegurarte de llevar a cabo los consejos relacionados con los 4 pilares de la alcalinidad.

 

HIDRATACIÓN:

Uno de las consecuencias que acarrea la falta de hidratación es que el metabolismo se enlentece. Cuando esto sucede, nos resulta más difícil quemar el exceso de grasa. A esto se suma el hecho de que el cerebro apenas distingue entre el hambre y la sed, lo que provoca que comamos más de lo necesario.

El agua alcalina e ionizada ayuda a eliminar las toxinas que se hallan en el tejido graso. Cuando eliminamos las toxinas el exceso de grasa desaparece.

Puedes obtener agua alcalina de calidad con la jarra pHydro o las gotas alcalinizantes PuripHy.

 

NUTRICIÓN:

Si nuestra alimentación y estilo de vida generan un exceso de acidez, la función depurativa se dificulta y, cuando esto sucede, el organismo almacena las toxinas en el tejido graso a modo de protección, para aislarlas hasta encontrarnos en disposición de eliminarlas.

La clorofila oxigena las células, revitaliza todo el sistema y ayuda a desintoxicar el organismo de forma suave y progresiva. También es aconsejable incluir súper alimentos como los Alkaline 16 Greens.

 

REMINERALIZACIÓN:

Cuando perdemos peso, nuestro nivel de acidificación aumenta, ya que las toxinas que antes estaban almacenadas en el tejido graso, pasan a circular libres por la sangre y esto conlleva, en la mayoría de los casos, algunos síntomas de desintoxicación como dolor de cabeza, sensación de fatiga y mareo, diarrea o estreñimiento. Cuando nos remineralizamos adecuadamente, además de alcalinizarnos, evitamos este tipo de síntomas y favorecemos aún más la pérdida de peso natural y sana.

Recomensamos pHour Salts, complemento nutricional a base de 4 sales carbonatadas de origen natural que nos ayudarán a aumentar nuestro nivel de energía y sentirnos revitalizados.

 

DESINTOXICACIÓN:

Existen varias vías y formas de depurar el organismo. Una de ellas es el agua alcalina, que nos ayudan a desintoxicarnos y oxigenan las células.

El agua alcalina, ionizada y rica en minerales actúa como si fuese un “jabón” ayudando a limpiar los tejidos y órganos, eliminando ácidos y toxinas, favoreciendo de este modo la pérdida de peso.

La clorofila líquida es también una gran aliada para la desintoxicación de los órganos y la sangre, ya que ayuda a depurarlos de forma suave y natural aportándoles mucho oxígeno.