Tabla de alimentos alcalinizantes

Gracias a una prueba llamada PRAL, que significa Potencial de Carga Renal Acida “Potential Renal Acid Load”, podemos saber qué alimentos, debido a su composición mineral, tienen un efecto acidificante o alcalinizante que a su vez podrá reflejarse en la orina.

Importante decir que esta prueba no es del todo fiable ya que en su metodología se queman los alimentos y de las cenizas resultantes es de donde se obtienen los resultados. No es fiable al 100% ya que lo primero en quemarse es el azúcar contenido en los alimentos y éste es una de las sustancias más acidificantes para el organismo, y no se ve reflejado en los minerales resultantes.

Por ejemplo, podríamos poner el plátano que en la mayoría de las listas está clasificado como una fruta muy alcalina por su alto contenido en potasio, pero la verdad es que no lo es, de hecho, es una fruta acidificante porque contiene mucho azúcar y es éste lo primero que se quema en la prueba PRAL. Ello nos lleva a hablar de qué alimentos alcalinizan y cuales no y en qué proporción.

Por tanto, entre los alimentos que acidifican encontramos: el azúcar en cualquiera de sus formas, los lácteos (leche, queso, yogurt y mantequilla), los hidratos de carbono refinados y harinas (arroz blanco, pan blanco, pizzas, bollería, etc), las proteínas de origen animal (todo tipo de carnes de mamífero, ave, mariscos, pescado, aunque este último en menor medida), los alimentos procesados con conservantes, colorantes y aditivos químicos. También los alimentos muy cocinados, así como el café, el alcohol, el tabaco,  las drogas y medicamentos.

Por otro lado, entre los alimentos que alcalinizan encontramos: todas las hortalizas, verduras y especialmente las de hoja verde, las hierbas verdes y las frutas con un índice glicémico bajo como el tomate, el pomelo, la lima, el limón y el aguacate. Semillas y frutos secos crudos. Legumbres cocidos o germinados. Todo los germinados. La quínoa, el mijo, el trigo sarraceno, así como todos los aceites crudos prensados en frío como el de oliva, lino, aguacate, pepita de uva, sésamo, coco, etc. Especias puras y en especial el jengibre y la cúrcuma, infusiones de hierbas, sal no procesada como la del Himalaya, la celta, y otras sales de salinas naturales y extraídas por procesos naturales y secados al sol.

En esta tabla que encontrarás en la Guía gratuita de Introducción a la Alimentación y Estilo de Vida Alcalino, tenemos un resumen de los alimentos principales según su clasificación desde los más alcalinos a los más ácidos.