Descubre sus beneficios

La alcalinidad viene determinada por el nivel de pH corporal. Éste, a diferencia del pH sanguíneo, puede variar en función de nuestra alimentación, emociones, metabolismo y efectos de la contaminación ambiental, y debe ser ligeramente alcalino (entre 7 y 7,5). Por el contrario, el pH sanguíneo es un valor muy estable que apenas varía, ya que el organismo está diseñado para mantenerlo siempre en el rango de pH 7,365 - 7,4.

Un estilo de vida alcalino, conlleva entre otras cosas, seguir una alimentación en la que el 80% de nuestra dieta se base en alimentos alcalinizantes, y el 20% restante en alimentos no tan alcalinizantes pero saludables y con otras propiedades nutricionales beneficiosas. Cuanto más alcalino es el estilo de vida, las personas se encuentran más vitales, energéticas, de mejor humor, más saludables y jóvenes.

En definitiva, mantener un sano equilibrio corporal alcalino-ácido nos aporta beneficios como:

  • Incrementar la calidad de la nutrición celular

  • Energía y vitalidad renovada, entusiasmo

  • Ilusión por vivir y mayor felicidad

  • Equilibrio del peso corporal

  • Mejor humor y más sentimiento de felicidad.

  • Mayor claridad mental

  • Fortalecimiento del sistema inmune

  • Aumento de la libido

 

Continúa leyendo sobre la importancia para tu salud... aquí